Blogia
icepper

fin de semana negro para el St. Michael´s

Este fin de semana, ha sido malísimo para nuestras aspiraciones al título de campeones. Jugabamos partido el sábado y uno aplazado el domingo. En principio, tendríamos que haber ganado, no sin dificultad ambos partidos. Pero al final, perdimos los dos.

El sábado, en un ambiente frío y relajado, con claras bajas en la dirección del equipo, entramos en el partido timídamente en el tercer cuarto, y nos llegamos a poner por delante. Pero en ese momento, volvió la relajación y la cagamos.

Lo peor para mi, fue la sensación de impotencia desde el banquillo, por decisión técnica. Creo que podía haber ayudado más. Al final del partido estaba jodido, como el resto del equipo.

Nuestro mayor problema, es que en realidad no somos un equipo, sino un grupo de jugadores que se junta los fines de semana, pensando que somos muy buenos y podemos ganar. Y así nos va.

Al día siguiente, partido más complicado aún. Un rival, el C.B. Hispania, incómodo, luchador y que juega en equipo.

Como siempre, el primer cuarto, entramos dormidos y se nos pusieron por delante con facilidad. Por alguna extraña razón que no acierto a comprender, uno de los árbitros decidió que no quería que yo jugase mucho y me señaló tres faltas en 8 minutos. Se acabó casi el partido para mí.

El equipo luchó más que el día anterior y en el segundo cuarto, igualamos el partido. Parecía que sacaríamos la cosa adelante. Craso error, el descanso nos volvió a dejar dormidos y el equipo contrario se fue de 14. Nuestras caras eran un reflejo de muchas sensaciones: rabia, impotencia, incredulidad…

Con un poco de orgullo y fuerza, nos colocamos a 3, pero en ese momento, pidieron un tiempo muerto y el partido volvió de su lado. Al final, derrota merecida, pero con más lucha que el día anterior.

Lo más positivo del fin de semana, es que al finalizar el choque hubo una reunión para debatir que podíamos mejorar y se llegaron a conclusiones positivas que pueden ayudarnos a dar un salto cualitativo a nivel de equipo.

En lo personal, me siento un poco triste, porque me veo como un “outsider” de la liga y por tanto es más fácil pitarme faltas o no tratarme igual que los que ya llevan años jugando y se conocen todos. Quizás sea una percepción errónea, pero es la que tengo en estos momentos.

Esperemos que el parón navideño nos dé fuerzas y motivación para seguir el resto de la temporada sin perder y aspirar al título.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres