Blogia
icepper

Maccabi-TAU, partido sin historia

Una final a cuatro se compone de muchos pequeños detalles.  Tenerlos todos bajo control permite a un equipo aspirar a ella.  En este caso, el Maccabi ha demostrado que la tensión propia de la competición ha sido un aliciente para jugar contentos, mientras que al TAU le ha ocurrido lo contrario.  El planteamiento estratégico del equipo israelita ha sido excelente.  Consigna clara:  no dejar pensar y jugar a Prigioni, la revelación de esta temporada, ahogando sus movimientos y cortando las líneas de pase.  Si eso lo conjugan con un gran ataque, con todos los jugadores a un gran nivel, el equipo vitoriano poco ha podido hacer.

Al final el resultado ha sido 85-70, resultado engañoso porque hubo diferencias de más de 30 puntos.  Me rindo ante el gran partido del equipo israelita.  Felicidades al TAU por estar ahí.

Esperemos por el Barsa. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres