Blogia
icepper

Fin del MBA

Bueno, por fin he acabado el MBA. Sin duda, una experiencia dura y gratificante. Cuando decidí iniciar esta aventura pensé que iba a tener que trabajar duro, pero nunca me podía imaginar los niveles de estrés a los que pude llegar. Aún así, pienso que hacía el final supe controlar mis niveles nerviosos y creo que eso también es una buena lección de aprendizaje.

Cuando se acaba una actividad de este tipo, uno siempre tiende a escoger el mejor momento, o la mejor situación o te preguntan con que te quedarías de todo el curso y demás preguntas. Me imagino que esto se debe en parte a nuestra cultura televisiva, muy dada a resumenes, más para suplir vacaciones que porque realmente interese. Para mí, es imposible quedarme con esto o lo otro. Soy incapaz de hacer distinciones, porque para mi todo es importante y quedará en mi memoria. Supongo que dentro de 10 años, ya no me acordaré de todo y solo tendré recuerdos de lo mejor. La memoria es lista y tiende a olvidar lo duro.

Por ejemplo, el viernes hará un año que me caí y me disloqué el hombro. Cuatro meses de sufrimiento y rehabilitación y sin embargo ahora todo queda como una anécdota.

Aunque haya acabado el master, no creo que el tema esté cerrado. Pienso que algo así te marca para toda la vida y seguiré escribiendo para todos aquellos que esteís interesados.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Eva María del Valle Suárez -

Pues enhorabuena por haber finalizado el máster. No se si eres la persona que yo pienso. Alguien que conocí cuando estudiaba en el colegio público "Parque Infantil" (hace tantos años que no pienso contarlos para no deprimirme). Si tú eres el Bernardo que yo pienso, decirte que ya desde pequeño se te veía venir, que ya apuntabas maneras de hacer cosas importantes. Porque para hacer un MBA hay que tener coraje y tiene que gustarte mucho lo que haces.
Y hablo con conocimiento de causa, no porque tanga un máster, si no porque tengo un Doctorado en Biología y se lo que cuesta conseguir las cosas. De momento yo no me he movido de Oviedo, ahora estoy trabanjando en el Instituto Universitario de Oncología del Principado de Asturias, pero el contrato se acaba en diciembre, así que quien sabe... puede que sea hora de empezar a explorar nuevos territorios.
Bueno y si resulta que después de todo no eres el Bernardo que yo pienso, pues no pasa nada, puedes aplicarte todo lo comentado. De nuevo enhorabuena.
Besinos:
Eva
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres